martes, 15 de noviembre de 2011

Prêt a Potar


La de veces que he salido de “shopping” y me he vuelto a casa con las manos vacías. Que uno ya se ha pateado trescientas mil veces los H&M’s y compañía y nunca encuentra lo que busca. Que tampoco es que uno sea muy exigente, que lo que uno sale a buscar es un jerseicinchi, una sudadera o un polito apañao pero que tengan un puntito, eso sí. Que lo que busco desesperadamente son basiquitos, de colores normalitos, prendas muy sencillitas de uso así como muy cotidiano y que sean baratitas, que no está la cosa pa muchos excesos. Pues que no hay manera, oye. Que cada vez que me acerco a alguna tienda de estas lo que me encuentro es un horror. Que no sé si es por la crisis o por esa regresión a lo peor de los ochentas, pero parece que a los diseñadores de estas marcas les ha dao un parraque y han pensao "qué es lo más horrible que se puede diseñar". Que si por fin encuentras un jersey mono, o te queda como un saco de patatas o pareces un rodaballo atrapao en la red o no lo hay de tu talla. No falla. Que si por fin encuentras una sudadera que no tenga unos cordones imposibles o letritas o alusiones a universidades norteamericanas seguro que cuando te la pones o pareces una morcilla de Burgos o Amaya Uranga, que no hay términos medios, que lo tengo comprobado. Que cuando por fin encuentras algo que te gusta o tiene un cuello imposible o botones de abuelo o sólo lo hay en  colores tan favorecedores como el garbanzo aplastao o el caquita anodina. 
Y es que con tan sólo mirar los escaparates de estas tiendas, con esos maniquís ataviados con prendas dignas del peor “tronista” de “Hombres y mujeres y viceversa”, ya te entra un mal cuerpo que pa qué. Pero que te vas a tiendas más caras y el panorama no es mucho más alentador. Que es más de lo mismo pero con tejidos que por lo menos no te exfolian la piel pero sí la cartera. 
En definitiva, que no me he comprado nada. Y que me da una lástima tremenda no haber conservado algunas cosas que me compré en los ochentas. Que eran igual de horrendas que las que ves ahora en estas tiendas pero por lo menos hubieran sido genuinas. 
Que para parecerte a C.C.Catch mejor vestir tan espantosa como iba ella y no como ese pseudo sucedáneo anodino de consumo rápido llamado Katy Perry. 
Ea.

11 comentarios:

  1. cuanta razón... no se para quién coño diseñan la ropa... pero siempre hay alguna hortera que la compra... acaso no se estará manifestando el apocalipsis?

    ResponderEliminar
  2. Ya te haré de personal shopper de esos, te puedo buscar un rollo como el primo del príncipe de Bel Air :P

    ResponderEliminar
  3. Entre lo de Terelu y ésto que no levantamos cabeza, anónimo!

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaaj ay, franboyant, estoy convencido que me ibas a dejar sencillo, sutil y muy sobrio... ;)

    ResponderEliminar
  5. que razon tienes!!!!! yo soy muy fan de los colores arriesgados, pero o te pones un putivestido, que te hace perder toda dignidad como persona, porque es como pegarte en la frente un cartel que diga FOLLAME! o te vistes de sobrio negro, con el mismo putivestido, o te pasas al tigre, leopardo, guepardo que un toque no esta mal pero todo?????
    Al final acabas como bien dices en tiendas caras y ya que vas multicolor que menos que sea de una marca reconocida que por lo menos el corte del vestido te favorece mas, pero eso si te compras un modelito y pasar la temporada con el!!!! no hay pasta para mas! y los basicos pues nada al mercata que al final es donde encuentras esos cuellos de cisne lisos las camisas balncas o negras de toda la vida y te ahorras unos buenos leuros!!!!!!! asi que te animo a que visites algun mercata, no es lo mas glamouroso pero total para cada dia...
    Laura sancho

    ResponderEliminar
  6. Uy, pues al mercata directo que me voy, Laura!!! Qué sabias son siempre tus intervenciones!!! :*

    ResponderEliminar
  7. Por no hablar de las puñeteras camisetitas de los cuellos amplios que no sabes si es el cuello o la cintura ya...
    ¡Queremos camisetas con un jodido cuello normal!

    ResponderEliminar
  8. Qué cierto lo de las camisetas, Marc!!!!!!!!! Eso se merece una entrada exclusiva!!! Pero tanto cuesta hacer una camiseta NORMAL?????????

    ResponderEliminar
  9. Ay, cómo me reconozco en lo de las sudaderas. Qué jartico de la liga de rugby inglesa, o de Northampton College. Con lo bonito que sería una colección temática de pueblos españoles, yo que sé, "Pescuezá Square", "Pocapaja League"...

    ResponderEliminar
  10. jajajajajajaajajajajajaja O Parla Team o Guarroman 1971... Sería una serie de lo más rompedora, no muy gay, pero lo petaría fijo!! :)

    ResponderEliminar
  11. Jajaj, el color garbanzo aplastao y el caquita de vaca los voy a hacer míos, que a mí el caquita de vaca me favorece mazo: perdone ¿tendría un pantalón como este pero en color caquita de vaca?

    ResponderEliminar

Dimelo todo!